Made in Vietnam
Quinta entrega

Lo que no te deja marchar

Sonrío hoy cuando leo en mis notas que en Hoi An se oye cantar al gallo y se me agolpan los recuerdos. Decía mi ruta que la parada en este escenario de cuento duraría un par de días, pero no sé muy bien qué es lo que pasó, que al final se multiplicaron por tres. El significado de su nombre es “unión con la vida en paz”. Y algo así es lo que sucede en el cuerpo y la mente cada día, entre barcas, pagodas y farolillos. Para que hablar de la fuerza espeluznante que te para a cuestionar si quieres volver a tu casa occidental… Ever.

BANNER-HOI-AN

HOI-AN_LARNTERNS

Home, sweet home.  Desayunar huevos fritos y ca-phé en un vergel, al lado de un estanque de peces y escuchar cómo el camarero lo acompaña con pedazos de algunas leyendas. Es Trần Văn Nhân, el padre de la familia que regenta el homestay Fireworks [Cẩm Châu, Hội An, Quảng Nam, Vietnam], casa particular abierta al alojamiento de viajeros. No es barbudo ni anciano, pero es un tipo muy peculiar, más amable y la mayoría de las veces no es lo que te cuenta, sino cómo lo hace. De verdad que si alguna vez vas a Vietnam, pon en tu vida un homestay, porque la experiencia anterior, sobre el Mekong, esta vez por otras cuestiones, fue también de enjundia. Dos de dos, de momento.

FIREWORKS

El cao lầu. Decía Trần, ya metido en faena, que los fideos de este plato se hierven en las aguas de un pozo mágico que hay en algún rincón de Hoi An. ¡Y es que no podría ser de otra manera! Porque esta es, sin duda, una de las cosas más ricas que pude probar, junto con el phở, y en este caso sólo puede encontrarse en la ciudad de Hoi An. Debe ser porque se pierden los poderes mágicos del agua, si estás lejos…

Sus otros ingredientes son noodles, láminas de cerdo, verduras vietnamitas y picatostes crujientes que flotan en la superficie. Exactamente igual que los deseos en Hoi An…

Claro que contado así no aprecias ni la mitad de lo bueno que está; pero te puedes poner manos a la obra ¡así!

CAU-LAUCao lầu & morning glory, sobre estas líneas. Ensalada de flor de banana y cao lầu, a la derecha. La cocina Vietnamita es un greatest hits del viaje.

El encuentro japonés y el origami. Uno de aquellos días en Hoi An, después de terminar el cao lầu, fue Ho, el hijo de Trang –un teenager tan fresco como despistado– quien nos envió a aquel lugar. Invitaciones en mano, nos dibujó un mapa en una servilleta; asistiríamos a la reunión de hermanamiento de japoneses y vietnamitas al lado del río. Así, porque sí. Con todo incluido: su charla institucional, sus entertainers disfrazados de Goku y sus gastropuestos para degustar algunos bocados crudos. Lo cierto es que Ho no debió darse cuenta de que oralmente nos íbamos a enterar poco. O quizás sí… Ho era un poco como su padre. Y a lo mejor por eso nos dirigió allí, para que pusiéramos atención a otras cosas, como a mi heroína de la noche:

HOJAS-DE-COCOEso sí que es un tutorial de cómo hacer magia con las manos.

Pues sí, eso es la vida. Plegar o no plegar. Una o tres veces. Por el derecho o por el revés. La bestia o la mariposa. Dobleces bien hechos o ¡por Buda!, que salga la grulla ya, salga como salga… Y si no que se lo digan a esta vietnamita en fucsia que fabrica helicópteros con hojas de coconuts. (Aquí más usos del coco en entregas anteriores)

Y en las indagaciones personales que sin querer afloraban surgió,
¿Cuánta inmovilidad es necesaria para conseguir un resultado?

Ya. Depende del resultado.
Por eso este mes, mientras reflexionamos, queremos invitarte a unos pliegues.

GRULLA

LA VIDA ES PURO ORIGAMI   LA VIDA ES PURO ORIGAMI  LA VIDA ES PURO ORIGAMI

LA VIDA ES PURO ORIGAMI    LA VIDA ES PURO ORIGAMI   LA VIDA ES PURO ORIGAMI

 

just_rooster_imagine_peq[¡Venga, descarga!]

Las pagodas. No es fauna o flora, pero también pueden plegarse. Tantas hay en Hoi An que no recuerdo bien ninguna. Todas preciosas, coloridas, llenas de ofrendas y de incienso. Desde aquí lo sigo oliendo. Una ensalada de pagodas y rituales confucianos para el descanso y el ensimismamiento.

PAGODAS

 

Ginkgo. Junto a unas veintitrés pagodas que hay en la calle principal de Hoi An y por contraste puedes encontrar una tienda Ginkgo. Es el nombre una marca de ropa (a lo occidental) vietnamita cuya filosofía se pone por montera las marcas que utilizan mano de obra barata y con las que desafortunadamente se identifica el país. Sus diseños y productos creativos 100% ideados y fabricados en Vietnam son únicos, frescos, muy atractivos y están inspirados en la propia cultura vietnamita. En cosas muy sencillas pero con su doble vuelta de tuerca visual.  Aún está por estrenar la camisa de sardinas de color verde…

GINKGO-SHOP

Ojalá se conviertan en una fuente de referencia para muchas otras marcas del país. En Ginkgo también se encargan de evitar el shock brutal del viajero al llegar a Vietnam y por eso se esfuerzan por incluir en sus mapas y materiales de promoción algunas cosas que no puedes dejar de saber al dejarte caer por allí. Hay algunas que son difíciles de olvidar…

BY-GINKGO

Pero hay algo que me gusta especialmente de todo el país y que en esta ciudad es inevitable cada mes con el nuevo ciclo lunar. Su manera natural y ensoñada de entender la vida y mezclarla con la naturaleza…

En Hoi An los deseos flotan. La tradición popular saca a todos sus habitantes de sus casas y les hace echar un deseo a volar con la nueva luna. Mejor dicho, a flotar. El ambiente de las orillas del río es tan bonito. Nocturnidad, farolillos y más luces de colores en forma de velas que se introducen en esa cajita con el deseo, que posas sobre el agua. Luciérnagas que se alejan y pierdes de vista en el horizonte, junto con los centenares de otras luces…

HOI-AN

 

FALDON AÑO 

Remember para despistad@s. Roosterland. Tierra del cambio, es una experiencia de no ficción resultado visual del enriquecimiento personal a través del viaje, elaborado y convertido en espacio de creación. Porque los caminos de la creatividad son insospechados y el año internacional del gallo de tradición asiática en confluencia con el año internacional del turismo sostenible lo valen para compartir ese terreno del despertar. Roosterland nace con el gallo cada día. Y como cada sueño que perseguimos y que nos mueve, se convierte en una fuente inagotable de ideas para el diseño y la creación.

Y tu, ¿Te atreves?

el-rooster_imagine[Clic para ver lo que guarda Roosterland]

Made in Japan
Mayo

Esta primavera en mi cabaña, absolutamente nada, absolutamente todo.

Yamagushi Sodo (1643 -1716)

Made in Roosterland

¡Suscríbete!

Descárgate los calendarios y empieza a recibir los calendarios e información
poderosa para aprender a crear impacto a través del diseño de tu marca
en forma de recursos, artículos e inspiración. Sin desperdicio… ¡Palabra!

Cada entrega es un microviaje a través del diseño

Haz clic para acceder en cada gallo para acceder a las entregas anteriores

Enero

Introducción

Abril

Nha Trang & These bags were grown

Julio - Agosto

...

Febrero

Saigón y los Cuadernos del Porvenir

Mayo

Hoi An y la vida, que es puro origami

Marzo

El Mekong & the coco water

Junio

Thu Bon y la memoria de los peces.

¡Suscríbete!

Descárgate los calendarios y empieza a recibir los calendarios e información
poderosa para aprender a crear impacto a través del diseño de tu marca
en forma de recursos, artículos e inspiración. Sin desperdicio… ¡Palabra!

error: Content is protected !!