Si hay algo que me gustaría no perder nunca es la capacidad de sorprenderme con las personas, nuestro comportamiento, tanto en las relaciones personales como en las virtuales. Ni tampoco pasármelo pipa haciendo experimentos y aprovechar los logros y éxitos, pero también hacer uso de los errores.

 mouth_ok_imagine

Esta vez ha sido por la interacción que hemos conseguido en nuestra web haciendo referencia a un olvidado. Y te lo voy a contar porque me gustaría que pudieras sacarle partido tú también, tanto a esta acción como a otros pequeños detalles que hoy en día, mezclados con la tecnología y el diseño –en las dosis oportunas– marcan la diferencia online.

La cuestión.

Hace un par de semanas publicamos en las redes (Facebook, Linkedin y también en el newsletter) una referencia a nuestro error-404. Es posible ya lo hayas visto, pero si no, al final del post lo tienes.

Mi conclusión es que adoramos lo inesperado.

Las reacciones fueron múltiples y variopintas después de haber pasado por la web muchos más usuarios de lo habitual (palabrita de Google Analitycs) y recibir más comentarios de la cuenta por correo en respuesta al newsletter, incluso con propuestas para una difusión más pedagógica del funcionamiento del error, idea sobre la que desarrollo este post. ¿Verdad Amaya? ;)

¿Qué es y para qué sirve?

El Error-404 no es el recurso de una plataforma web que consiste en redirigir al usuario que se ha perdido en la navegación facilitándole nuevos enlaces a través de una página en la propia web generada a tal efecto. ¿Qué cómo se ha podido perder? Pues tecleando mal la dirección de la página a la que quiere acceder o introduciendo la url de una que ya no existe, generalmente.

Que conste que para la higiene virtual de cualquier web, es fundamental en este último caso, utilizar las herramientas oportunas para eliminar los restos de enlaces que pueden perjudicar su funcionamiento. Una web no es estática y los contenidos se crean, se modifican y con su evolución, también se eliminan y tod@s tan pichis.

Algunos otros ejemplos del espacio exterior.

 ONE MORE

Es posible aprovechar para incluir un cajetín de búsqueda en la web, como arriba.

DOT SILOO emplazar una ilustración curiosa, referida a la actividad de tu empresa.

404

O hacer la gracia.

DAWLEO hacer la gracia II.

MONKEY

O hacer la gracia III, pero siempre redireccionando y tratando de mejorar la navegación.

¿Y para qué más sirve entonces?

Pues eso, aparte de la labor de redireccionamiento puede implicar otras funciones que también van a reforzar tu identidad de marca ya que:

  • Reducirá los niveles de frustración del usuario que llega y no encuentra lo que quiere.
  • Podrás reconducirle a la parte de la web que tú quieras mostrarle.
  • Le enseñarás que te preocupas por cuidar hasta el último rincón de tu escaparate.
  • ¿Y por qué no aprovechar para instruirle con un anécdota breve e interesante sobre tu proyecto?
  • ¿Y hacerle un guiño relacionado con tu actividad y resultar así más fácilmente memorable?

Una web tiene que facilitar el viaje, hacer que el usuario llegue donde espera en los menos pasos posibles. Pero si de camino encuentra sorpresas… Mejor hacer que no sea un error-404, sino pura serendipia.

Y ese ha sido el mayor de nuestros errores, no habértelo contado antes.

Warning!

¡Ojo con ir errando por todas las webs a partir de ahora para descubrir los errores, que engancha…! Te lo digo por experiencia…

Aprende cómo generar impacto a través del diseño de tu identidad, tu web y toda tu comunicación y consigue el posicionamiento de tu empresa para que tus productos o servicios sean difíciles de olvidar.

Autora: Marta Viera
Soy creativa. Mi objetivo es que empresas y profesionales que conocen y valoran el efecto wow! de una buena comunicación conecten con los clientes que les están buscando ardorosa y perdidamente a través del diseño de un branding que les atrae y desprende de modo genuino de qué están hechos. Creo que imaginar que algo es posible ya muestra la mayor parte del camino recorrido y lo que hace funcionar la tecnología.

 

error: Meeeec ¡Contenido protegido!