Las claves para elegir bien cuando has decidido lanzarte.

Lo intuyo. Encontrar un profesional que te encaje, que nutra y sume a tu proyecto y que además de compartir tu visión, la complemente y sea capaz de trasladar tu estrategia al producto de los cientos de horas que inviertes… Que lo haga de forma óptima y que cumpla tus objetivos. Y que además sea eficiente, de trato agradable y absolutamente profesional…


PORFOLIO_imagine

Entiendo que todo esto puede resultarte harto complicado e incluso llegar tarde, después de muchos palos de ciego y cash invertido.

Y ya no intuyo, sino que conozco de buena tinta que en multitud de ocasiones ésta es una de las razones por las que procrastinas una y otra vez el contratar un profesional para que te ayude a diseñar y dar visibilidad a tu marca. Porque es mucho esfuerzo, una decisión importante, mucha información compartida, sueños que se ponen sobre la mesa que no pueden arriesgarse a que las cosas no salgan bien.

De todo hay en la viña del Señor, es así. Y por eso lo que hoy te propongo es ayudarte a discernir qué necesita tu proyecto y qué es lo que hace a un diseñador apto para que puedas ir al grano y detectar, además de una filosofía compartida, el conocimiento y la eficacia traducida en buenos trabajos. Decrecerás un par de niveles de riesgo… O algunos más.

ENSEÑAME_Imagine

1. Pídelo sin rodeos. ¡Enséñame tu porfolio!

► Estudia sus trabajos.

Nada habla mejor a la hora de conocer a un profesional del diseño que sus trabajos. Sus palabras son importantes, pero al final lo que necesitas es ver cómo resuelve un un proyecto, cómo plasma las ideas. Es vital que cuente con un porfolio con la suficiente información para explicarte su forma de trabajar y sus habilidades: qué es lo que hace y cómo lo hace.

Además, un buen porfolio va a permitirte:

  • Que conozcas la experiencia del profesional. Ya que te aportará ejemplos concretos de respuestas a necesidades como la tuya o parecidas.
  • Que sea su trabajo el que hable, facilitará la implementación de la teoría que te cuenta a la práctica y esto será mucho más perceptible para ti que tratar de imaginarse sus habilidades: cómo diseña, cómo compone, sus conocimientos de tipografía y color, etc.

► Valora su estilo.

La línea, la atmósfera que desprende el conjunto de sus trabajos es importante porque va a darte una idea de si puede encajar a priori o no con tu proyecto. ¿Te inspira lo que ves o no te seduce nada? Si al imaginar tu proyecto en sus manos te cuadran las cosas, puedes ir por buen camino.

Sin embargo es cierto que valorando sólo la estética no salimos de un terreno pantanoso basado en la absoluta subjetividad de los gustos más diversos. Averigua su filosofía, contáctale y descubre cómo es el trato con esa persona. Será un buen indicador de compatibilidad a la hora de trabajar juntos.

► Ojo con las guías DIY.

Están muy de moda los regalos digitales (los lead magnets, vamos) que te prometen la luna y se llenan de instrucciones de palabra para que lleves a cabo. Desconfía de ellas si es lo único que te ofrecen. Tú quieres ver the real thing, los trabajos llevados a cabo, la implementación de las ideas y los objetivos de un briefing llevados a la práctica. Comprueba con ellos la eficacia de lo que te cuentan y cómo han resuelto lo que dice hacer.

SATISFACCION

2. Descubre cómo de contentos están sus clientes.

Crucial. Si te encuentras con obras de arte pero resulta que los clientes que las encargaron no han quedado satisfechos porque no cumplen con los objetivos que se establecieron, algo no va bien. Factores a tener en cuenta para llegar a averiguarlo podrían ser:

  • Conocer si tienen una cartera de clientes con quienes trabajan.
  • Si sus clientes puntuales repiten, si consiguen verdaderas referencias y/o testimonios.
  • En definitiva, si sus clientes lo recomendarían.

Y no te cortes, puedes pedirles a sus clientes esa referencia. En muchos países europeos es muy normal y muy común hacerlo. No sé por qué en España no lo es tanto.

RENTABILIDAD_imagine

3. Entérate si los trabajos que hace son rentables.

Para el mismo profesional en el aspecto financiero, por un lado.
Quiero decir, si vive o no del diseño, de resolver problemas visuales y de comunicar. O sea, de generar diseño para clientes de manera profesional. Incluso si lo hace a tiempo completo o no. Este aspecto da una idea del grado de implicación y en muchos casos de conocimiento real que tiene en el área.

Para su cliente, por otro. Esto es, si responden a las expectativas del cliente en aumento de los clientes de este, al incremento de las ventas o de posicionamiento, de una estrategia bien configurada, etc. Claro está que no siempre es el ánimo de lucro el objetivo final de un proyecto, sea el caso de una campaña preventiva de una ONG, u otras de ámbito social de instituciones públicas o privadas.

INTERES_Imagine

4. Mira a ver cómo de interesantes son los proyectos que realiza.

Y para rematar puedes investigar cuál es la capacidad de sus trabajos para atraer atención del público. Si los proyectos que en los últimos meses, o incluso años se encuentran o relacionados con el ámbito sectorial de tu proyecto. También puedes fijarte en cómo es su propio marketing, qué desprende, qué aporta y qué consigue.

Tienes que valorar, finalizando, que el intercambio merezca la pena. Que haya cumplido tus expectativas o unas expectativas similares a través del diseño y desarrollo de proyectos previos parecidos y que te genere toda la confianza ya que va a ser depositari@ de un aspecto muy importante de tu vida profesional.

Espero que con estas cuatro notas tengas más claro que aspectos tomar en cuenta a la hora de seleccionar un buen profesional del diseño. Cualquier comentario, pregunta o matiz, te esperamos en los comments.

 

Autora: Marta Viera
Soy creativa. Mi objetivo es que empresas y profesionales que conocen y valoran el efecto wow! de comunicar bien, conecten con los clientes que les están buscando ardorosa y perdidamente a través del diseño de un branding que les atrae y desprende de modo genuino de qué están hechos. Creo que imaginar que algo es posible ya muestra la mayor parte del camino recorrido.

 

Únete a la comunidad de Imagine y recibe también nuestros recursos, inspiración y actualizaciones para que puedas mejorar el impacto del branding de tu empresa.

error: Meeeec ¡Contenido protegido!