Made in Vietnam
Cuarta entrega

Hij@s de fruta

Igual no tuve mucha suerte aquel día o lo mismo no es Nha Trang el sitio más adecuado de Vietnam para bajarse del autobús aún dormido, a las seis de la mañana y dejarse llevar por la bondad humana. Que te reciban un par de esbirros cuya promesa es acercarte a tu homestay. Igual tampoco es el sitio óptimo para subir la maleta a su ciclomotor –when in Rome, do as the Romans– y aventurarse a llegar y Eso es, no llegar por ese medio al abandonarte en algún lugar del arco iris, objeto de una motorizada bromita vietnamita…

NHA TRANG

Ooooomh. Nha Trang es una parada bajo las palmeras en la playa del mar caldoso de la China meridional, con sus bancos de pececillos en los pies y sus barquitos de madera en la línea del horizonte. Sin embargo lo que hacen los lugareños de ojos rasgados de todas las generaciones es abarrotarla a las nueve de la mañana y chapotear. Bañarse vestidos durante diez minutos y donde les cubre por la rodilla e irse corriendo. Así, cuando aparecen los primeros turistas ojipláticos, ellos ya han desaparecido.

1 PLAYARecuerdo que te contaba al principio sobre Nemos y Doris hace un par de entregas, la sensación de vegetar… 

Ay, pillinas. El apogeo máximo de reconocer y consumir frutas tropicales hasta decir ya basta llega en el mercado de Nha Trang. Cierto es que las mujeres encargadas de los rambutanes, mangostanes, lichis, frutas del dragón y piñas en espiral cumplen a rajatabla añadir el suplemento de precio que viene asociado a la cesta de la compra para los occidentales y dejan entrever sus pensamientos a depende qué clientasPorque mira hija, de verdad que con ese aspecto blanco y larguirucho creo yo que no eres muy de aquí y va a ser que te lo vas a poder permitirse les intuye en su gran sonrisa al darte el precio subidito en dongs –moneda oficial–.

2 PESCADONada, no os preocupéis. Vosotros ponéis hoy todo el pescado en el asador, que de la fruta y cómo transportarla ya nos encargamos nosotros…  

El dolor más doloroso. Pero recuerdo que lo que a mí me impactaba de verdad era el encuentro con las bolsas que acompañaba la picaresca. Por todos los lados y para todo. Siempre de plástico, transparentes, de colores, más grandes y más pequeñas. Estoy segura de que los vietnamitas no son conscientes de su poder contaminante, igual que el de otros muchos artículos que utilizan y desechan con continuidad. Y tengo clavada esta espina desde entonces, porque por algunos lugares de Occidente diría que a veces también pensamos que surgen del ambiente…

Te lo veníamos adelantando estas últimas semanas a través de las redes…

CARTELES BAGS_Roosterlan

These bags are made for shopping!
(in the market, a poder ser).

Desde Imagine lo que hemos hecho esta vez es crear una alternativa para llevar al mercado: cuatro bolsas alegres y nacidas de la tierra para llenarse y cargar con alimentos saludables.

Hechas de yute, 100% naturales y biodegradables. Sustitutivas del cargamento de bolsas con el que volvemos y apilamos de –más o menos– manera meticulosa (depende del carácter de la persona) y que, con su mejor suerte, posteriormente utilizamos como contenedor de basura.

 

FRUTAS

THANKS GOD¿Qué te parece la propuesta? ¿Cuál es la que más te gusta?  ¿Las usarías? ¿Sólo para el mercado? 😉 Nos encantará leer tus comentarios.

El mirador de la bahía. ¿Cómo será la vida al otro lado de la bahía? Eso es lo que yo me preguntaba en Nha Trang. Y no porque el otro lado fuera oscuro, estuviera especialmente lejos y la vida transcurriera en un orden diferente, sino porque era eso, el otro lado. Divergencias mentales de un cerebro exhausto –por entonces– haciendo estragos.

4 MIRADORPara beber: yogurt con hielo y nostalgia vitivinícola.

Ojalá que llueva café. Trato por todos los medios de importar el rito, de eliminar la asociación del café con la droga del ritmo. De volcarse, como ellos, en su sabor. Lo rico y el rito preparatorio. Porque una terraza de Nha Trang es un lugar idóneo para tomar café, café vietnamita y a la manera vietnamita.

Cada vaso sujeta un filtro que es en sí mismo una minicafetera, en la que se vierte el café molido y agua hirviendo. Se infusiona sobre la mesa y después se agrega leche condensada (todavía la leche de vaca es difícil de encontrar) o mucho hielo picado.

Porque no hay prisa. Nunca hay prisa. Sólo el tráfico la tiene y el café está hecho para disfrutar con los amigos en largas conversaciones. Contemplar desde el inicio cómo se hace, delante de ti, cómo se filtra y disfrutarlo en ese preciso momento. Eso nos explicaba aquel hombrecillo sabio de Hoi An, del que te hablaré en la próxima entrega.

6 COMIDA

Verdadero Banh mi para el viaje. Y cualquier momento es bueno en Vietnam para descubrir algo nuevo. Antes de coger el tren para ir a Hoi An, aparece el humilde festín del sabor en forma de bocadillo especiado con hierbas. Afirmativo, es ese paquete embolsado que también contiene hojas de periódico sobre estas líneas… que contra todo pronóstico, sabe a gloria. Carne, especias, salsa y verduras de diverso tipo y condición.

Cada carrito callejero los tiene irrepetibles, así que es difícil descubrirte todos y cada uno de sus ingredientes. En la misión de reproducirlos una vez en la península encuentro una receta estupenda, que al elaborar me retrotrae –y tanto que lo hace– a una sencilla maravilla asiática más… Y las que nos quedan. ¡Prueba a confeccionarlo porque merece la pena!

 

2nd Funniest Thing. Pero espera, para preparar tu banh mi y llevarlo de picnic como dios manda, que si no conoces el blog de Marta Barberá, ¡No sabes lo que te pierdes! Reciclaje del bonito en estado puro.

No podía existir mejor forma de rematar cualquier bocata que envolverlo en una una bolsa reciclada DIY cuya duración es indeterminada y queda así de bonita. ¡Vas a quedarte de piedra de lo fácil que es hacerlo!

 fundabocadillo-bolsasplastico-fundido-diy-reciclado —> Pulsa en la imagen para acceder al tutorial.

¡Y ahora sí que estamos listos…!

¡Queda inaugurada la temporada occidental de picnis de primavera!

FALDON AÑO

Un remember para despistad@s. Roosterland, tierra del cambio, es una experiencia y resultado visual del enriquecimiento personal a través del turismo sostenible. Un viaje a los contrastes elaborado y convertido en espacio de creación virtual que nace para conectar. Porque los caminos de la creatividad son insospechados y los canales para compartir pueden ser sustanciosos. El año internacional del Gallo de tradición asiática en confluencia con el año internacional del Turismo Sostenible lo valen para compartir ese terreno del despertar. Roosterland se convierte en marca, la de una experiencia con entidad propia. Y nace con el gallo cada día y, como cada sueño que perseguimos y que nos mueve, se convierte en una fuente inagotable de ideas para el diseño y la creación de nuevos proyectos fortificantes.

Y tu, ¿Te atreves?

el-rooster_imagine[Clic para ver lo que guarda Roosterland]

 

Made in Japan
Abril

Las noches son breves ¿Cuántos días más aún por vivir?

Shiki (1867 -1902)

Made in Roosterland

(el gallo más bizarro, el de abril)

¡Suscríbete!

Descárgate los calendarios y empieza a recibir los calendarios e información poderosa para aprender a crear impacto a través del diseño de tu marca en forma de recursos, artículos e inspiración.
Sin desperdicio… ¡Palabra!

Cada entrega es un microviaje a través del diseño

Haz clic en cada Rooster para acceder a las entregas anteriores.

Enero

3, 2, 1...

 Abril

Nha Trang & These bags were grown

Julio - Agosto

[Holiday • Sólo calendarios]

Noviembre

...

Febrero

Saigón y los Cuadernos del Porvenir

 

 Mayo

Hoi An y la vida, que es puro origami

Septiembre

Huê y la marca...

 

Marzo

El Mekong & the coco water

 

Junio

Thu Bon y la memoria de los peces.

 

Octubre

Hanoi y abandonar o no abandonar...

 

error: Content is protected !!